¿Qué es el Krav Magá?

Aunque la mayoría de artes marciales proceden del lejano Oriente (especialmente Japón), de vez en cuando surgen disciplinas marciales con otros orígenes. Es el cas2c1f896f053a6476b217cc918b252922o, por ejemplo, del Krav Magá, un arte marcial desarrollado en Checoslovaquia durante los años 30 del siglo XX.

La historia del Krav Magá es, cuanto menos, curiosa. Su creador es Imi Lichtenfeld, instructor de combate mano a mano del Ejército Clandestino Judío o Haganàh, y posteriormente instructor de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI). Tras retirarse, aprovechó todo lo aprendido a lo largo de su carrera y empezó a enseñar el Krav Magá a la población civil, mediante una versión basada en los principios de la defensa personal.

La idea básica del Krav Magá es llevar a cabo movimientos efectivos, con la finalidad original, y con el menor gasto energético posible. Es decir, consiste en ocuparse en un primer momento de la amenaza inmediata, impedir un nuevo ataque del contrincante, y posteriormente neutralizar al agresor, tanto si nos encontramos ante una sola persona como ante múltiples adversarios.

En él desempeñan un importante papel las técnicas de desarme y las circunstancias fuera de lo común (en algunos casos llega incluso a practicarse bajo el agua). Cabe señalar que el Krav Magá no es un deporte como tal, y por ello carece de un aspecto competitivo o de reglas estructuradas de competición.

Aunque a finales del siglo XX todos los expertos en esta disciplina marcial se encontraban en Israel (por lo que era imposible formarse como maestro en este arte sin pasar por dicho país), a partir del año 1985 empezaron a surgir otras escuelas en el extranjero. La primera de ellas fue la del norte-americano Darren Levine, instructor en Los Ángeles, y a partir de dicho momento empezaron a formarse instructores no israelíes y sin ascendencia judía.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *